• slider-revolution-1 None
  • slider-revolution-2 None
  • slider-revolution-3 None

Reservas

Reserva ahora

RESERVA AL MEJOR PRECIO

  • Habitación 1
¿Necesita ayuda con su reserva?
Llámenos : 924 954 508
Pago directo en el hotel
Sin gastos de gestión
Reserva online 100% segura
Descubre nuestras instalaciones
y decídete a venir
Las vacaciones son para
descubrir nuevos destinos
Ofertas exclusivas para
tus viajes a Mérida
Aprovecha tus vacaciones para descubrir una ciudad llena de historia

Monumentos

El Teatro se construye bajo el patrocinio de Agripa, yerno de Augusto, a caballo entre los años 16 y 15 a.C., cuando la Colonia fue promovida como capital provincial de la Lusitania. Al igual que el edificio contiguo del Anfiteatro, el Teatro se edificó parcialmente en la ladera de un cerro, lo que abarató sustancialmente los costes de su fábrica. El resto se erigió en obra de hormigón forrada de sillares.

Aunque los romanos no eran muy aficionados al teatro, una ciudad de prestigio no podía dejar de contar con un edificio para los juegos escénicos. El de Augusta Emerita fue especialmente generoso en su cabida: unos seis mil espectadores. Éstos se distribuían de abajo a arriba según su rango social en tres sectores de gradas, caveas summa, media e ima, separados por pasillos y barreras. A todas las gradas se accedía con facilidad desde escalerillas distribuidas de manera radial por las caveas. A través de pasillos se llegaba a las puertas de acceso o vomitorios.

 

El Acueducto de los Milagros forma parte de una conducción hidráulica que traía aguas procedentes del pantano de Proserpina o Charca de la Albuera. Popularmente es conocida como “Los Milagros” por la admiración que causaba en lugareños y forasteros su estado de conservación a pesar de los avatares del tiempo. Y no es para menos, pues se conservan más de ochocientos metros de este acueducto, alguna de cuyas pilas de granito y ladrillo se alzan veintisiete metros por encima del terreno. Si observamos detenidamente el monumento nos daremos cuenta de un interesante detalle: el lugar por donde fluye el arroyo Albarregas se resalta en el acueducto con un bello arco de sillares de granito.

 

El Templo de Diana  se trata de un Templo de Culto Imperial ubicado al fondo de una gran plaza que fue parcialmente nivelada, ya que se evidencian en algunas zonas restos de un criptopórtico. De la plaza se conservan aún lastras de mármol de su pavimentación así como los muros que la delimitaban, también los dos estanques que flanqueaban al edificio.

 

El  Anfiteatro sirvió de escenario para espectáculos muy populares: los juegos de gladiadores, las cacerías de fieras y la lucha entre animales salvajes en escenarios artifíciales que recreaban bosques, selvas con lagunas o desiertos, todo ello sobre las grandes tarimas de madera que formaban la arena. La cabida aproximada de este coso gigantesco era de entre quince y dieciséis mil espectadores. En la arena se aprecia la presencia de un gran foso. En él se asentaban los pilares de madera que sostenían las tarimas y, bajo las cuales, se ocultaban todos los ingenios necesarios para el desarrollo de unos espectáculos tan complejos.

 

El Puente Romano es uno de los más largos de la antigüedad. Es la obra que da sentido a la existencia de esta ciudad y, por su valor estratégico, un elemento crucial para el comercio y para todas las guerras que han tenido como escenario al occidente de la península. Hoy se nos muestra como una obra unitaria. Las batallas y las fuertes avenidas del Guadiana dieron al traste con alguno de sus tramos, constando restauraciones desde época visigoda hasta el siglo XIX, aunque las reconstrucción más importante es la llevada a cabo en el siglo XVII, en la cual se le añadieron cinco arcos en su tramo central y sendos descendederos que nos permiten acceder a la Isla.

 

El Museo de Arte romano  sustituye al antiguo Museo Arqueológico de Mérida, creado por Real Orden el 26 de Marzo de 1838.

El 19 de Septiembre de 1986 se inauguraba la sede actual del Museo, obra de Rafael Moneo Vallés, exponente clave de la Romanización de Hispania, explicada a través de las piezas recuperadas del yacimiento emeritense.

Centro investigador y difusor de la cultura romana, en él se celebran congresos, coloquios, conferencias, cursos, exposiciones y otras muchas actividades de ámbito nacional e internacional.

 

Parque Natural de Cornalvo

 
Este parque natural presenta un paisaje uniforme interrumpido por las dos formaciones montañosas principales: Sierra Bermeja y Sierra del Moro, limites naturales del Parque. El principal curso fluvial es el rio Aljucén, que cruza el Parque desde el extremo norte hasta el límite oeste. La mayor parte del Parque Natural está cubierto por dehesas de encina y alcornoque; y formaciones boscosas de matorrales y arbustos, aunque también se pueden observar especies como el madroño, lentisco, jaras macho o helecho común.

En cuanto a la fauna se pueden contemplar más de 250 especies de vertebrados, destacando entre los mamíferos el Gato Montés, en peligro de extinción, y entre los anfibios, el Sapo Partero Ibérico. Mientras que desde el punto de vista de la ornitología están catalogadas hasta 155 especies de las que hay que destacar la Cigüeña Negra, Buitre Leonado, Águila Imperial, Milano Negro y el Elanio Común entre otras muchas. Está catalogado como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves)

 

Entorno del Guadiana y Río Aljucen

 

El río Guadiana es el gran pulmón verde de Mérida, dividiendo en dos la ciudad y, en las márgenes e islas que se forman en su cauce, se puede contemplar un maravilloso paisaje con abundante flora, siendo también un lugar maravilloso para la observación de aves, en donde se pueden encontrar gran variedad de garzas, entre las que encontramos la Garcilla Bueyera o la Garceta Común. En los puentes que atraviesan el río nidifican el Vencejo Común, Pálido y Real. En invierno se pueden observar Cormoranes y Gaviotas Reidoras o Sombrías. Recomendable es el acceso a las más grande de todas las islas que se forman en el cauce, llamada comúnmente "La Isla", bien por diversas pasarelas o bien desde el puente romano, donde se podrá disfrutar de un agradable paseo por este precioso entorno a través de sus caminos perimetrales.

 

 

Reservas

Reserva ahora

RESERVA AL MEJOR PRECIO

  • Habitación 1
¿Necesita ayuda con su reserva?
Llámenos : 924 954 508